Música, Teatro, Marionetas, Animación, Cine y más.

En el principio

LA MUSA

¿Quién en algún momento de su vida no ha anhelado tener una amistad incondicional?,

de esas que dicen que no existen.

Alguien que te hace reír cuando tienes preocupación, te comprende cuando lloras y soporta tus injusticias sin protestar,

alguien que da sentido a tu vida dejándose moldear por tu caprichosa forma de ser.

¡Hay que refrescar la garganta después de tanto hablar!

Entre consejo y consejo

La criatura especial, más que una mascota, más que un simple perro…..

….UNA MUSA.

Siempre vigilante

Cómplice, confidente y conciencia, ademas de compañera inseparable en las buenas y en las malas.

Fuente de inspiración, quien con la sola mirada te conduce por el camino adecuado si es que sabes interpretarla.

ZIPPA….la musa de MORPHELLE.

Una Husky friolenta, a quien el hielo en que vivían sus ancestros sólo le agrada si esta en una narración o en un cubo dentro de un vaso con soda.

¡A ver si ya se deciden!

El visto bueno del trabajo en curso.

Anuncios

NACE MORPHELLE

Mi  sueño de crear un teatro de marionetas se concretó a finales de los 70’s y así nace MORPHELLE, no sin antes haber entrado al crisol de la vida donde se adquiere la madurez enfrentando la realidad.

Con la desaparición de mis queridos abuelos y los cambios consecuentes, había llegado el momento de emprender una nueva cruzada poniendo en práctica las enseñanzas y fue cuando realmente, la trayectoria de MORPHELLE dio principio….


UNA NUEVA ETAPA

Y entre risas y tropiezos la vida siguió su curso.

Afortunadamente para todos, ese demonio inquieto que era yo empezó a crecer, seguí estudiando y aprendiendo, mis tíos se casaron y  formaron sus propias familias y al cabo de un tiempo, llegó mi tan anhelado momento.

El cuarteto.

Finalmente tome mi lugar en el cuarteto LOS DORMAN, primero como bajista, luego como guitarrista y ahí me quedé por cinco maravillosos años, dentro de los cuales, me toco una gira al aquel entonces virgen Cancún, pues hubo un contrato para trabajar en el Hotel Cancún Caribe, que hoy se llama de otra forma.

¡Qué tiempos aquellos!

Muchas otras inquietudes despertaban encausándose, sin saber que estaba comenzando, apenas, el camino.


Y HEREDADO DE LA MADRE ESPAÑA

Mi abuelo, y no digo que no tuviera su carácter, como buen Leo, era un hombre cariñoso y hogareño y para él, primero que nada estaban sus hijos y su “Cholita” sin los cuales se sentía triste y solo.

Esto fue uno de los principales motivos para que las giras de LOS DORMAN decrecieran y el primer cuarteto quedara disuelto.

 Mas no aniquilado, los elementos cambiaron, y los hijos comenzaron a tomar sus lugares.

Con esto,  una nueva etapa en la vida de su grupo inició.

Los contratos siguieron en la ciudad de México y los viajes fueron menos frecuentes.

 Mis padres también habían dejado las giras

          y todo se tornaba normal.

Mis abuelos paternos estaban contentos en Madrid y la sangre “calé” me afloraba.

Con todo y peineta.

 Después de todo, ya era experimentada, el currículo adquirido en la escuela me daba ese derecho, no en vano participaba en todos los bailables de fin de año y en las representaciones del día de las madres en donde mi ídem, aparte de atender su trabajo como administradora de empresas, debía coser toda la noche los vestidos del debut de su bebé para a la mañana siguiente ir al teatro seleccionado por la escuela y aplaudir como loca.

Por su parte Rodolfo y Soledad expiaban sus culpas también,  presenciando además,  las incipientes representaciones de teatro de títeres que se efectuaban, con o sin motivo, en la sala de la casa.

Una niña así rondando en sus existencias seguramente debió ser apocalíptico, ¡yo no hubiera aguantado!


LO TEATRAL

La higuera y yo creciendo juntas.

    Mientras todos trabajaban lejos, yo desarrollaba el gusto por la lectura al lado de mi abuela “Cholita”, Aries de exuberante imaginación y gran sentido del humor, mujer de  carácter   teatral, quien se deleitaba con la poesía y la misma que había cambiado el canto por el amor a sus hijos, mas no por ello había perdido la sensibilidad por el arte en  cualquiera de sus formas.

Mi abue Cholita y yo.

Enérgica e incansable, sabía educar con talento y pronto aprendí a disfrutar de las cosas bellas de la vida.

La música, el baile, la actuación, el canto, una mezcla de deslumbrantes luces psicodélicas, daban vueltas dentro de mi cabeza.

Nació la inquietud por representar historias, ¡pero era hija única!, ¿cómo conseguiría actores para mis caprichos?

No importó, ¡ya se me ocurriría algo!

Al fin y al cabo, no en balde podía echar mano de todas mis muñecas, esas por las que sentía pasión.

Los sueños comenzaron y dicen por ahí, que nacemos predestinados para seguir un camino específico, no lo sé, pero lo que sí es verdad, es que si somos encausados hacia algo y recibimos una buena dosis de genética, lo más seguro es que hagamos realidad nuestros sueños si luchamos con ahínco por conseguirlos y tras ello, seguimos luchando  en busca de superación, sin importar las oposiciones o los reveses de la misma vida.

Descansar….pero no desistir, siempre adelante, aprendiendo con avidez más y más.


LOS DORMAN

El primer contacto con la música.

El maestro Dorman, como todo artista batalló lo suyo para tener bien a su familia y trabajó en muchísimos sitios. Empezando por la XEW en programas de conocido “grillito”, luego hizo jingles en la XEB, entre programa y programa hacía teatro de revista, cubría bailes y presentaciones especiales, siempre persiguiendo el “huesito”, como dirían los músicos, hasta que por allá por los inicios de los 60’s mi abuelo decide formar un cuarteto de música moderna, en donde predominaba el Jazz, pues él era Jazzista de hueso colorado y cuya dotación fue: batería, bajo y dos guitarras.

Los arreglos del repertorio, los hacía él, incluyendo melodías de su autoría, tocando la primera voz en unas ocasiones y la segunda en otras.

Fue entonces cuando surgieron “LOS DORMAN”, nombre artístico de él y de mi bisabuelo (quien en sus años tuvo una orquesta), pues unían el fin y el principio del apellido Mancisidor.

Cuarteto Los Dorman en Televicentro

LOS DORMAN Programa “Cuerdas y Guitarras” (TV)

Adquiere fama en el bar Camichin del Hotel Alameda en México.

LOS DORMAN no salían de los Centros Nocturnos y Bares de los Hoteles de la Av. Juárez y Paseo de la Reforma; El Barrio Latino, el Bamer, el Regis, el Arístos, el Reforma, el Emporio; entre otros; al cabo de lo cual surge la oportunidad para trabajar en Las Vegas donde cubrió un extenso contrato en el Hotel Dunes y de ahí, es invitado a tocar con su grupo en la boda de la hija del Presidente Johnson de Estados Unidos.

Giras, giras, y más giras, Panamá, Centro y Sudamérica, planes para Europa, España….

Y aunque existe por ahí quien diga que: “No fue tan famoso” … para mí, mi abuelo, fue “LO MÁXIMO” por el simple hecho de haber sido el papá con el que me crié.

Y volviendo al tema:

El éxito que obtuvo dicho cuarteto sin duda fue de gran influencia para mí, pues me sentaba a escuchar los ensayos en el último peldaño de la escalera de nuestra casa hasta que llegue a aprenderme de memoria las instrucciones, anhelando ser mayor para poder tocar ante el público con él….

… pero aún era pequeña. Había mucho que aprender, y pues claro, el maestro estaba elegido. Cuando una tarde me preguntó que, qué era lo que había decidido estudiar, le dije muy oronda que quería ser artista. Casi se infarta, ¡te vas a morir de hambre!…. ¡sí, pero moriré contenta!

Ni modo, estaba decidido, la música sería la primera de las artes.


BAILANDO Y PATINANDO SOBRE HIELO

Giras en Sudamérica
Bailando y patinando sobre hielo

Así transcurrió la existencia de mis abuelos y de los hijos que llegaron a sus vidas, la mayor de las mujeres, fue mi madre.

María Antonieta Mancisidor y Zamudio, que tampoco nació vieja…. ¡ah, mujer inquieta!

María Antonieta Mancisidor y Zamudio

A muy temprana edad ya figuraba como campeona nacional de patinaje artístico sobre ruedas y no conforme con eso, al poco tiempo  se probaba bailando y patinando sobre hielo, valiéndole esto  ser seleccionada por Holiday On Ice International, espectáculo en el que debutó tres días después de haberla contratado, saliendo en su primera gira hacia Sudamérica.

El baile sobre hielo se convirtió en su primer amor, pero…. por aquél entonces y dentro del mismo espectáculo, surgió un ingeniero llamado Raúl Galo López de Noriega…. mí padre….

El bautizo

Épocas de giras artísticas.  De nuevo “el destino” hizo de las suyas.

El matrimonio se realizó y yo me vi  forzada a aparecer en este mundo al cabo de unos años.

Myriam Elia López Mancisidor, mejor conocida por Miriela. Esa soy yo….

Lógicamente las artes se abalanzaron sobre mí en tal forma, que dormía escuchando música y vivía patinando sobre hielo mientras me leían historias y me enseñaban a dibujar, aparte de empezar a cumplir mi condena en la escuela.